martes, 15 de noviembre de 2016

Granada me pone!!!!

Granada la ciudad soñada para el poeta y el artista.
Este finde pude de escaparme a Granada y volver a sentir esa irresistible atracción que ejerce sobre mi esta ciudad por su misterioso arte y seducción.
 Granada me pone cachonda!!.




 Una visita con notas eróticas para mi.
Medio me secuestraron y a mi llévame donde quieras de viaje de imprevisto pero no sin mi maquillaje, un par de zapatos de tacón  y un vestido. Total que malo tiene pintarse los labios 20 veces al día como si fuera un tic.
Hacía ya mucho que no iba por ahí en ese plan, sin planearlo, con lo puesto y sin ropa, con un pintalabios y rimel comprado a última hora en un centro comercial y por ponerme muy pesada. También  unas bragas d satén barato.
Una ciudad que emociona hasta fundir todos los sentidos. Un lugar como decía Lorca donde "se limita el tiempo ,el espacio, la Luna y las distancias ". Es quedarte atrapado en un viaje al pasado y a la Historia. Una ciudad repleta de magia y leyendas, que ha sobrevivido al paso del tiempo. Una tierra encantada que ofrece un mágico juego de luces y colores. Una ciudad medieval teñida de naranja por el sol y con un bellísimo atardecer con unas vistas y aromas que quedarán grabados  en tu recuerdo como un tatuaje en el alma. Soy amante de sus teterias y  marroquineria, sus callejuelas empedradas y los rincones oscuros donde amar  y dejarse querer, y ese olor a té, cuero y especias tan característico.

Serpenteando por sus rincones descubrimos una casa turística perdida por las  laberínticas calles. Reconozco que me colé en la casa sin permiso y me quedé embobada en su recibidor como extasiada con el sonido del agua de una fuente típica  nazarí y al fondo un patio hermoso lleno de macetas, jazmín y plantas aromáticas .... Me sacó de mi ensimismamiento una mujer encantadora que mostró con pasión y dulzura su rincón escondido contándonos con detalle toda su bella historia en la calle del beso.

Sigo pensando en esa estancia que me dejó encandilada, un lugar perfecto para fxxxx.. Esa bañera redonda de mármol en una estancia árabe de puro lujo y con vistas a la Alhambra.
He visto pocos hoteles con tanto encanto.
La posadera nos trató  con mimo y suma amabilidad.  Olía a limpio , destilaba magia. La cama quedaba al subir unas escaleras como en una buhardilla con vigas de madera. Un lugar perfecto, muy sensual y romántico, con unas vistas nocturnas impresionantes con la luna más sensual que hemos disfrutado este fin de semana pasado.

De esas imágenes que quedan grabadas en la retina ,un lugar que incita al sexo más salvaje y exótico.
Misterio, arte ,olores y sabores orientales se entremezclan con una luz única. 
Un kebah con patatas, y una escapada sin itinerario ni rumbo fijo. Aabar la noche en una discoteca de mala muerte llena d humo y con olor a cachimba rancia, la cual con dos copas y algún chupito de más parecía mejor de lo que realmente era. Buena música y gente guapa rozandose....
La vuelta al hotel fue tremenda ,descalza y sin recordar el camino de vuelta.
 Despertar con el pelo más rebelde, y salir a la calle con gafas con el sol potente de mediodía y con ese ambiente casi d fábula donde la gente parece no preocuparse por su apariencia, donde te encuentras talento en cada esquina, artistas sin "nombre", estudiantes llenos de energía e ilusión , bohemios sin peine, multitud de actividades artísticas, culturales, museos, historia, antros, monumentos... todo esta repleto de arte.... mucha creatividad.... una riqueza patrimonial y multicultural en una ciudad que acoge a gente de todos lados , que parecen coexistir y dejar vivir sin tantos prejuicios...




Su aroma, las estancias iluminadas con velas, sus recovecos y tenderetes llenos de luces y colores exóticos, y ese olor tan característico . Granada emociona, te atrapa, te envuelve para perderte en ella y así poder descubrirla.

1 comentario:

  1. “La verdad, señora, empiezo a pensar que hay un placer todavía mayor que el de ver Granada. Y es el de volverla a ver”. Alejandro Dumas

    Que bonito leer lo que has escrito. Y que sensaciones causa cuando uno está lejos de su tierra, llega muy adentro...lo que quiero yo Granada..

    ResponderEliminar