martes, 6 de septiembre de 2016

Máscaras, fantasías y un poco de Alicia en su país de las maravillas


Fantasear es una capacidad que poseemos todos los seres humanos y que si aprendemos a hacerlo de forma equilibrada y sana es un ejercicio muy positivo. Imaginando otras dimensiones del placer, ,otras realidades paralelas y concentrándonos en entrelazar los diferentes planos de nuestro ser: mente cuerpo y emociones.
En el plano erotico a través del masaje sensual de una forma personal, podemos ser capaces de superar muchos conflictos interiores. Solo hay que aprender a redireccionar la energía por la ruta adecuada para saber liberarla.

Pero os voy a ser sinncera: una masajista no asume con facilidad salir a la luz de lo que se ve con normalidad para gritar: sí soy masajista erótica y estoy orgullosa de ello algún problema? A veces te vence la doble moral, el juicio de tu entorno, de los tuyos y acabas viviendo una vida furtiva, como una prófuga…, como una mentira perpetua ,por eso quiero explicaros que cuando colgamos el kimono y nos despojamos de nuestro antifaz, hay mujeres reales y vidas ``normales´´,… , solo somos artistas e ilusionistas  creadoras de fantasías en nstro escenario del placer.
Si no sabes muy bien donde acaba la fantasía y empieza la realidad y  sabes ordenar y gestionar todo esto en tu mente, tu personaje acaba devorándote, y la máscara se te puede quedar pegada al rostro, (fuente inspiracion, J. cLOTAS)
Como la artista que de tanto interpretar su papel sucumbe a una crisis de identidad en la que el personaje decide interpretar al actor que le da vida; o la musa de tanto posar ya no se reconoce sino es como inspiración y fantasía. A veces me gustaría despojarme del antifaz de masajista (porque no lo siento como un disfraz) en mitad de una sesión y dejarme llevar, ser simplemente esa mujer en lugar de un mero canal erotizante. A veces me pierdo en un juego que yo misma he inventado pero cuando llega el final de cada historia, abandono la máscara y vuelvo a mi realidad. Por eso en mi vida tuve la necesidad de crear a sofia, mi alter ego, a través del cual doy rienda suelta a mi lado mas sensual y todos deberiamos hacerlo. Olvidarte de tu rutina tus problemas y ser otra mujer... Es mi reino de la fantasia, que nace de mi imperio interior donde transcurren la mayoria d nuestros relatos mentales elaborados con todo lujo de detalles, en nuestro cofre secreto, para sentirnos liberados y apaciguados.



Las fantasias como son los libros, inagotables historias que cuentan en sus páginas historias que quedan dibujadas en ese cofree interior llamado X.  Pero a veces me siento soy como Alicia en el país de mis propias maravillas y sus desdichas.  . Todo comienza cuando Alicia se encuentra sentada en un árbol al aire libre, aburrida, lo que hace que Alicia divague y fantasee por el tedio. Alicia se interesa por un mundo imaginario y decide adentrarse en él. Es la historia de un mágico sueño.

El capitulo donde la oruga azul que fuma le pregunta sobre su identidad y ella no puede responder pues tras cambiar tantas veces se había perdido y en ese momento ni ella misma sabia quien era. Atraviesa por caos, locura,cambios, engaños confusión, falsedad, juicios, acusaciones falsas y absurdas y un laberinto de emociones, pero al final despierta. A mi me gustan mucho las Alicias y esos mundos inventados de fantasía, de los cuales debes saber salir. Los adultos tenemos tantas preocupaciones y responsabilidades que, los sueños y la imaginación se pierden a medida que uno crece y se deterioran, ya no tenemos lugar para la diversión, los juegos, y una dosis de perversion . No debemos reemplazar aquello que nos libera y nos hace todo mas llevadero por todo lo que nos frustra. La imaginación es la que permite a nuestra propia mente volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario